18 feb. 2019

Reseña: Nunca serás agua de Patricia A. Miller

Nunca serás agua de Patricia A. Miller
Título: Nunca serás agua
Autor: Patricia A. Miller
Editorial: Vérsatil
ISBN:  9788417451356
Género: Romántica
Idioma: Español
N° de pág: 356
Fecha de Publicación: 11 de Febrero, 2019



La familia, el trabajo y los White Sox son tres pilares fundamentales en la vida de Megan Gallagher, la única bombera de la 52 de Chicago. Es valiente, perseverante, descarada y ha demostrado que con empeño y dedicación se pueden alcanzar los sueños.

Pero, a veces, una decisión errónea puede acabar convirtiendo en pesadilla toda una vida de esfuerzo y pasión. Un terrible accidente y una grave lesión llevarán a Megan lejos de su felicidad, pero cerca de él, Nicholas Slater.

Nick es fisioterapeuta en el Delorce Medical Center, en Springfield, y le acaban de asignar a una de las peores pacientes de los últimos años. Es temeraria, cabezota y cree que la rehabilitación va a ser pan comido, pero se equivoca, y la inagotable paciencia de Nick llegará al límite cada vez que deba trabajar con ella.

Algo muy intenso empezará a arder con el paso de los meses. El sarcasmo se convertirá en diversión, el trabajo en compañía y el dolor en consuelo. Pero hay demonios que siempre vuelven, y cicatrices que nunca acaban de cerrarse.

Nunca serás agua es más que una historia de amor; es una novela de lucha y superación, de pruebas de vida y emociones que arden bajo la piel, como las brasas de un poderoso incendio.




Haber leído Nunca serás agua fue volver a disfrutar una novela única, llena de secretos, romanticismo y un poco de diversión. Patricia A. Miller me hechizó nuevamente con su pluma fresca, original y pasional que se vuelve adictiva en segundos.

Nuestros protagonistas Megan y Nick, me hicieron vivir grandes y miles de emociones, muchos suspiros mientras su relación se iba desarrollando, sentí el dolor, alegría y tristeza que narraban estos personajes.

Megan Gallagher, es una mujer fuerte, valiente y muy testaruda que por mala decisión de su compañero de la 52 sufrió un accidente y ahora tendrá que pasar meses en rehabilitación para volver a tener movilidad en su pierna derecha que fue la más afectada.

Con ayuda de su amigo Elis, comienza hacer ejercicios para poder recuperar la movilidad, pero ve que no hay ningún avance, ella quiere volver lo más pronto posible a su trabajo y al paso que va no cree poder lograrlo, así que un poco a regañadientes acepta la idea que le dan sus padres para que asista a la mejor clínica para ver si su rehabilitación mejora.

Va con mucho optimismo, pues es la mejor clínica, y siente que ahora si podrá recuperarse en los seis meses que le habían dicho antes, pero su ilusión se ve desinflada cuando su fisioterapeuta le dice de entrada que sus heridas en la pierna son muy profundas, y que se vaya olvidando de que se recuperará rápido, será un proceso lento que no pueden apresurar y que tendrá que llevar con mucha paciencia y disciplina.


—No tengo que gustarte, ni tú a mí. Soy tu fisioterapeuta, la persona que puede hacer que mejores más rápida o más lentamente. No soy tu padre, ni tu marido, ni tu novio, ni tu amigo, ni tu colega. Esto es trabajo, mi trabajo —puntualizó—. No necesito el sentido del humor, ni necesito que me veas como alguien agradable. Obedece y nos llevaremos bien.


Nick Slater, se encuentra saturado de tanto trabajo por los pacientes que tiene en el Delorce Medical Center, y en un programa infantil por el cuál lleva luchando mucho tiempo y que está a punto de alcanzar, es un hombre que no tuvo una infancia fácil y que tiene dificultad para las relaciones sociales.

Su jefe, el Dr. Peter Delorce, le da a elegir entre dos casos para llevar, y al ver la descripción del expediente de Megan, Nick sabe que esa mujer le traerá problemas, y que deberá de tenerle mucha paciencia para hacerle entender que las cosas no van hacer ahora como ella, que él como su médico le dirá hasta dónde pueden llegar.

Son dos personalidades con carácter, y que no darán su brazo a torcer fácilmente, y entre disgusto y pelea, médico/paciente, comienza a nacer otro tipo de sentimiento que los va consumiendo a los dos.

Nick, ya no puede ver a Megan como una paciente más y es algo en lo que no puede caer, ha tenido un pasado muy duro y no quiere compartirlo con nadie, ni siquiera con la mujer que hace estremecer su corazón, pero al no confiar en ella puede perderla, y se dará cuenta muy tarde que es mejor enfrentar los monstruos del pasado que perder a la única mujer que ha amado.

Megan, luego de un engañó de su ex, no cree que pueda volverse a enamorar, hasta que Nick traspasa las barreras que ella misma a construidos, y luego de unos meses de felicidad siente que por fin puede permitirse amar sin medidas y descontrol, pero la madre de Nick, hace que su burbuja de felicidad se desvanezca al decirle que él tiene muchos secretos que no ha compartido con ella. Él tiene un oscuro secreto que lo está atormentando y del cual no sabe cómo salir pero y que lo esta consumiendo por dentro.


—¡Porque no puedo estar cerca de ti! —Dio un puñetazo en la mesa y la enfrentó, muy cerca, demasiado—. ¡Me vuelves loco! ¡No… no puedo pensar con claridad, no puedo sacarte de aquí! —Se dio varios golpes en la frente con un dedo y apretó los dientes—. Me distraes y cometo errores.


Esta novela tiene unos personajes con mucho carácter, pero a la vez con debilidad y miedo de enfrentar los traumas del pasado. Al principio veremos como la amistad entre Megan y Nick va creciendo entre los programas de sus terapias y se irá convirtiendo en algo más y cuando las emociones tan fuertes los desborda tratarán de esconderse dentro de sí mismo.

Nunca serás agua, es una novela tierna, emocional y con valentía de superación, los protagonistas logran quedarse bajo la piel del lector y hacer sentir la frustración, miedo y amor que ellos viven en cada capítulo.

Ha sido un verdadero placer volver a leer esta autora, la descubrí con el libro Algo Contigo y desde esa maravillosa obra se volvió una de mis autoras favoritas de romántica, he visto, leyendo sus obras, su evolución que va a mejor. Leer un libro de Patricia es tener varias horas de un bonito romance que llega al corazón y deja esa sensación de felicidad de haber disfrutado de una excelente lectura.

Esta demás decir que esta lectura la súper recomiendo, tiene un romance muy conmovedor con el que van a deleitarse y suspirar hasta enamorarse de Megan y Nick.

—Porque quiero que sepas cosas que no le haya contado a nadie, porque eres la única por la que vencería mis miedos, porque ahora ya sé lo que es perder lo que se ama y no quiero que vuelva a pasarme nunca —le explicó cabizbajo. Megan se soltó de su agarre y aumentó la distancia entre ellos. Se sentía tan deshecho que si el corazón hubiera dejado de latir no le hubiera importado—. Lo estoy intentando, Megan. Quiero que veas todo lo que hay dentro de mí.

3 comentarios :

  1. ¡Qué bonita, por favor! Has conseguido que me emocione con tus palabras. Has sabido captar a la perfección la esencia de la novela y el sentimiento de los protagonistas, y eso no es algo que sepa hacer todo el mundo. Ya la he subido a mi web (https://patriciaamiller.com) y está circulando por las redes sociales. Muchísimas gracias por la reseña :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada preciosa! No sabes cuánto disfrute de esta lectura, los personajes son tan bellos, que los extraño desde que termine el libro. Muchas gracias a ti por escribir con tanta pasión y sentimiento.

      Un besos.

      Eliminar
  2. Hola, gracias por la reseña, pinta bien.
    Nos leemos

    ResponderEliminar


¡Anímate a dar tú opinión! ♥ Me gustaría mucho saber lo que piensas. Puedes comentar de forma anónima. Pero por favor, evita hacer spam o la falta de respeto.♥